Noticias Generales

acuerdo preliminar sobre la primera parte de la revisión de la Directiva de Cancerígenos y Mutágeno

El pasado 28 de junio, la Presidencia Maltesa y el Parlamento Europeo alcanzaron un acuerdo preliminar sobre la primera parte de la revisión de la Directiva de Cancerígenos y Mutágenos. El acuerdo no se considera definitivo ya que requiere de la aprobación por los Estados Miembro del COREPER y la aprobación formal por las dos instituciones europeas.

En este acuerdo preliminar se reflejan cambios con respecto a la propuesta de la Comisión, lo que, desde el punto de vista empresarial, supone un avance positivo en esta etapa de la revisión.

Se ha llegado a un acuerdo sobre la no inclusión de las substancias reprotóxicas en el ámbito de aplicación de la Directiva. Sin embargo, se podría incluir la posibilidad de que la Comisión evalúe la inclusión de estas sustancias, como muy tarde para el primer trimestre de 2019, para lo cual se tendrán en cuenta los últimos avances científicos en la materia. Con estas premisas, la Comisión, tras consultar a los agentes sociales, podría presentar una propuesta legislativa en esta materia.

Además, se llegó a un acuerdo preliminar sobre algunas sustancias que ya se están teniendo en cuenta en otras Directivas. La Comisión evaluará la necesidad de extender las medidas de protección de los trabajadores existentes en la Directiva de cancerígenos, a todas las sustancias reprotóxicas.

También se han realizado algunos cambios en los valores límite de algunas sustancias con respecto a la propuesta inicial de la Comisión:

  • Con respecto al Cromo VI, existe un acuerdo preliminar para un valor límite inferior a 0,010 mg/m3 para los 5 primeros años tras entrada en vigor de la Directiva, que se reducirá a 0,005 mg/m3 posteriormente. Se introduce una excepción, la soldadura y el proceso de corte de plasma, o procesos similares de trabajo que produzcan humos, con un límite de exposición de 0,025 mg/m3 para los primeros 5 años tras la entrada en vigor de la Directiva, que se reducirá a 0,005 mg/m3 posteriormente. Cabe señalarse que el Comité Consultivo sobre Seguridad y Salud está trabajando sobre un nuevo posicionamiento con respecto al Cromo VI del cual se informará en su momento.

 

  • Con respecto al polvo de madera dura, existe un acuerdo preliminar sobre un valor límite de 3 mg/m3 para los primeros 5 años tras la entrada en vigor de la Directiva y después de 2 mg/m3.

 

  • Para el polvo de Sílice cristalina respirable, la Comisión deberá evaluar la necesidad de modificar el valor límite en la próxima evaluación de la aplicación de la Directiva.

 

En relación a la vigilancia de la salud, no se han propuesto cambios por parte de la Comisión. Sin embargo, el Parlamento abogó por extender la vigilancia de la salud a lo largo de toda la vida. El compromiso alcanzado es que el médico o la autoridad competente en vigilancia de la salud de los trabajadores de cada Estado Miembro pueda establecer que la vigilancia de la salud deberá continuar tras el fin de la exposición, durante el tiempo que se considere necesario para proteger la salud de los trabajadores afectados.

Previous post

MÁS ALLÁ DEL ESTRÉS" es el resultado de más de tres años de investigación sobre el estrés en el trabajo

Next post

Guía Técnica de Comisiones de Auditoría de Entidades de Interés Público que CNMV aprobó el 27 de junio de 2017.